Metodologías para alumnos con altas capacidades

Las metodologías docentes son las que devuelven la respuesta a ¿cómo se enseña? Cada uno de los docentes dispone de sus mecanismos y estrategias (adaptadas a la tipología de los alumnos) que les permiten impartir docencia de su materia en determinados grupos. Pero, muy pocas veces se plantea si se está usando una metodología adecuada.

Los alumnos con altas capacidades aprenden más rápido que sus compañeros, con lo cual los docentes necesitan dar respuesta a cada uno de ellos para que estos no se aburran y dejen de mostrar interés por las clases.

Esta respuesta puede ir desde realizar ajustes curriculares en las materias necesarias, hasta modificaciones en las propias programaciones del aula, haciendo adaptaciones curriculares individuales, consiguiendo flexibilizar la educación en favor de todos los alumnos por igual, planificando actividades individuales y grupales para fomentar el trabajo cooperativo o creando rincones en el aula para trabajar diferentes áreas.

Además de lo anteriormente citado, se puede realizar un programa que se ajuste a la respuesta educativa que requieren estos niños, adaptándolo a sus capacidades.

Algunas metodologías activas que se pueden usar en el aula son:

Flipped Classroom es un modelo pedagógico de aprendizaje semipresencial donde los alumnos aprenden todos los conceptos fuera del aula, en sus casas, a través de vídeos educativos online, para luego trabajarlo en clase con juegos y actividades.

Con este método, el docente elabora unos vídeos educativos que sirven de ayuda a los alumnos mientras estudian desde casa, para así, en el aula, dedicar todo el tiempo a resolver las dudas, hacer ejercicios, debatir sobre los conceptos estudiados, etc. y no usar toda la clase para explicar un temario.

De esta manera, el docente puede individualizar la atención al tener más tiempo, se reducen las diferencias entre alumnos en relación a sus características familiares y el alumno se convierte en papel activo del proceso enseñanza aprendizaje.

Algunas ventajas a la hora de usar dicha metodología son:

  • Aumenta la capacidad educativa del alumno ya que cada uno va adquiriendo los conceptos a su ritmo.
  • Mejora la creatividad y el pensamiento crítico del alumno.
  • Crea un ambiente de trabajo más favorable y colaborativo al convertir el aula en un espacio de trabajo activo en el cual participan todos los integrantes.
  • Involucra a las familias en el proceso de aprendizaje de sus hijos.

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP o PBL, Project-based learning) es un método de enseñanza basado en el alumno como centro de su propio aprendizaje. Los alumnos desarrollan un proyecto del cual, a través de la adquisición de habilidades y actitudes, van interiorizando los aprendizajes.

Con la participación activa del alumno se busca evitar su papel pasivo en el actual sistema educativo y así, fomentar la actitud y su pensamiento crítico.

Algunas ventajas a la hora de usar dicha metodología son:

  • Contribuye al desarrollo de habilidades y competencias.
  • Ofrece respuestas reales a alumnos con necesidades educativas.
  • Promueve el aprendizaje crítico y se aprende a pensar.
  • Mejora la autoestima del alumno y le motiva a mejorar.
  • Fomenta la implicación por parte del alumno y su autonomía.

El Aprendizaje basado en problemas es un método de enseñanza que consiste en que el alumno, guiado por el docente, debe encontrar la solución a un problema a través de la búsqueda de conceptos y contenidos relacionados con él, consiguiendo la integración del aprendizaje de una forma más dinámica y de manera cooperativa.

El objetivo de este método es que el alumno sea capaz de indagar y descubrir qué necesita para llegar a la resolución del problema planteado, construyendo e incorporando poco a poco el conocimiento mientras progresa en el proyecto.

Algunas ventajas a la hora de usar dicha metodología son:

  • Promueve la motivación de los alumnos.
  • Fomenta el trabajo en equipo, creando vínculos afectivos.
  • Aumenta la responsabilidad y la implicación en la tarea.
  • Se obtiene un aprendizaje más profundo.

El estudio de casos consiste en presentarles a los alumnos una serie de casos donde se vean diferentes situaciones problemáticas de la vida real para que ellos puedan analizarlas y solucionarlas.

Los docentes deben mostrarse abiertos a este método, emplear la creatividad, saber dirigir adecuadamente los grupos de trabajo, tener una comunicación fluida con ellos, etc.

El caso proporciona los datos para que el alumno reflexione, analice y discuta con sus compañeros sobre las alternativas que existen para solucionar el problema, cada uno debe sacar sus propias conclusiones y expresárselo al grupo, trabajando colaborativamente y adentrándose en la toma de decisiones.

Algunas ventajas a la hora de usar dicha metodología son:

  • Fomenta la interacción con los compañeros, la habilidad para trabajar en equipo y la actitud de cooperación.
  • Entrena habilidades como la reflexión, la escucha activa y la aceptación.
  • Desarrolla el pensamiento crítico y el análisis.
  • Acerca al alumno a la realidad, le familiariza con el entorno y le sensibiliza ante la diversidad entre las personas, mejorando su actitud frente a los problemas.
Comments (2)

Excelente información para los docentes

Hola Beliza, ¡muchas gracias! Me alegra que te haya gustado…¡¡Un abrazo!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *